¿Qué son los Derechos Humanos?

Es muy común en estos días, que escuchemos en la radio o en la televisión, y ahora con más fuerza en las redes sociales, las palabras “Derechos Humanos”, y hemos visto, que de un tiempo para acá este concepto es promovido cada vez más, debido a la actualidad mundial y a la necesidad de la protección de la comunidad en general, pero, ¿Cuál es realmente el significado de éste término?

Pues bien, definidos por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, los Derechos Humanos son las garantías jurídicas universales que nos protegen a las personas, en forma individual o grupal, contra las acciones y omisiones que puedan interferir con nuestras libertades, derechos fundamentales y dignidad humana[1], en pocas palabras, son aquellos derechos que tenemos por el sólo hecho de existir, los cuales nos pertenecen y se nos garantizan ante cualquier Estado o gobierno. Estas garantías están contempladas en la normatividad en materia de Derechos Humanos, la cual obliga principalmente a los gobiernos, así como a otros titulares de deberes, a hacer ciertas cosas, y les impide realizar otras, ello, en razón a que frente a aquellas, se tienen las obligaciones ya bien sea de respetar, de proteger o de hacerlas efectivas.

Entre los Derechos Humanos no existe jerarquía alguna,  pues al ser unas garantías universales todos tienen la misma relevancia, así lo estipula la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, cuando aclara que sin importar si son económicos, políticos, civiles, culturales o sociales,  gozan de igual validez e importancia.

Dos las características principales de dichas garantías son, en primer lugar su indivisibilidad, lo que significa que ningún derecho humano es intrínsecamente inferior a otro, por lo que un derecho económico, social o cultural, debe ser respetado y garantizado de la misma manera que un derecho civil o político;  por otro lado son interdependientes, cuyo principio reconoce que se dificulta, y en algunos casos es imposible, hacer efectivo un derecho humano de forma aislada respecto de otro.

Las normas en materia de derechos humanos, a medida que han sido creadas, han sido perfeccionadas y reforzadas, ello con tal de lograr su mejor definición y aplicación. Además, han sido adoptadas y codificadas en los Estados a nivel jurídico interno, en cumplimiento de las responsabilidades y obligaciones que adquieren a nivel internacional como producto de los compromisos contraídos a través de los llamados tratados internacionales de derechos humanos.

Además de los Estados, también se encuentra en cabeza de los particulares, las organizaciones internacionales, y los agentes no pertenecientes al Estado la obligación de respetar los derechos humanos, pues tienen responsabilidades para con la comunidad en general, y es su obligación la de velar como mínimo, por el respeto de los derechos humanos de los demás. No obstante, sigue estando en cabeza de los Estados la obligación principal, la cual es la de garantizar la efectividad de lo pactado internacionalmente, trayéndolo al plano nacional, a través de la adecuación de las leyes y políticas nacionales, las que deberán detallar de qué manera el Estado cumplirá y hará efectivas las obligaciones adquiridas en materia de derechos humanos.

[1] Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, ACNUDH. Preguntas frecuentes sobre el enfoque de Derechos Humanos en la cooperación para el Desarrollo (Nueva York y Ginebra: Naciones Unidas, 2006), disponible en: https://www.ohchr.org/Documents/Publications/FAQsp.pdf

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s